En redada que ha roto récords, los oficiales de inmigración dicen que los padres de familia han sido liberados primero

Print Share on LinkedIn More

Rogelio V. Solis / Associated Press

Amigos, colegas, y familiares dicen adiós con la mano a uno de los varios buses llenos de detenidos, después de una redada de inmigración en los EEUU en algunas empresas de procesamiento de alimentos, Koch Foods Inc., una planta en Morton, Miss. El miércoles 7 de agosto de 2019. Las redadas conducidas temprano en la mañana fueron parte de una operación masiva enfocada en los dueños de empresas y en empleados indocumentados.

Mientras oficiales de inmigración procesaron a 680 personas en un hangar militar el miércoles, pillados en lo que el fiscal estadounidense Mike Hurst llamó “la operación más grande de aplicación de leyes migratorias en un estado la historia de nuestra nación,” tenían que hacerle un pregunta a cada persona detenida: ¿están encargados de cuidar a algún niño?

Según un email de oficiales federales de inmigración, en base a esas preguntas, los agentes federales de inmigración debían procesar a los que tienen niños primero y después continuar con los que no tienen hijos. Casi 400 de las personas no estaban libres el jueves. La carta, que tenía contenido que Mississippi Today revisó, incluye la siguiente información sobre cómo la gente con niños fue procesada después de ser detenida:

  • “Todos los arrestados fueron aconsejados a que le digan a los oficiales de ICE si tienen hijos en la escuela o guardería y tienen que ser recogidos cuando llegaron el centro de procesamiento.”
  • Para que sea posible que los arrestados puedan contactar a otros miembros de familia y hacer arreglos para problemas del cuidado de sus niños, el HSI (Investigaciones especiales del Departamento de Seguridad Nacional) consiguió 10 teléfonos móviles que están disponibles para el uso de los arrestados y hacer arreglos para el cuidado de sus niños y otros dependes.
  • Durante el procesamiento y la finalización del formulario I-213 del DHS, se le preguntó a cada extranjero si tiene algún depende que necesita su cuidado.
  • Cualquier persona arrestada que identifica un asunto del cuidado de niños, y que no está siendo arrestado por causa criminal o que no está sujeto a detención obligatoria, será procesado inmediatamente y regresado al sitio del arresto para que puedan reunirse con su hijo u otro depende.
  • Cuando comenzó la operación de aplicación de leyes, dos empleados del HSI fueron designados para contactar a las escuelas del área y los negocios que serán inspeccionados para notificarles de la operación y proveer información de contacto en el evento de que hayan escuelas que sepan de niños cuyos padres no los vinieron a recoger.

Lo de arriba viene de un email mandado poco antes de la medianoche el miércoles por Matthew Allen, el director ejecutivo de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional, informando a las agencias federales de las políticas puestas en vigor para “abordar la contingencia de los arrestados que tienen niños dependes que necesitan de cuidado.”

Sin embargo, todavía no se sabe is los agentes del Departamento de Seguridad Nacional siguieron esas políticas. La agencia del bienestar de niños en Mississippi dijo que los oficiales federales de inmigración no han hablado con ellos ni antes de la redada que ha roto récords o en el día después. Los Servicios de Protección al Niño (CPS por sus siglas en inglés) supo de la redada de la misma manera que muchos residentes de Mississippi—a través de los medios.

El jueves, la oficina de Hurst en cooperación con Inmigración y Control de Aduanas proveyó una vista más general del asunto a los medios en un comunicado de prensa, diciendo “se cree que todos los niños estuvieron con por lo menos uno de sus padres anoche.” En ese comunicado de prensa Hurst también confirmó que 30 personas fueron liberadas el miércoles y que otras 270 personas fueron liberadas el jueves de la base de Guardia Nacional en Pearl.

Pero este proceso, el de no tener medidas de protección para niños de personas detenidas antes de llevar una redada a cabo, está en contra de las propias políticas de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), creada bajo la administración de George W. Bush en el 2008, cómo una manera de reducir el daño a niños de detenidos durante redadas de inmigración.

Los oficiales federales planearon esta redada por un año, y el Representante de Cámara de los EEUU Bennie Thompson, D-Miss, quien es el presidente del Comité de la Cámara en Seguridad Nacional, criticó a la agencia por no poner en vigor la protección a los niños primero.

“A pesar del informe sobre el tiempo utilizado antes de la acción, ICE parece haber ignorado sus propias directrices deliberadamente para minimizar el impacto a los niños y poblaciones vulnerables cuando planificó esta redada. Ahora cientos de niños están sin sus padres. Esta as otra forma de separación a la familia — y es un denominador común en las pólizas migratorias crueles de esta administración,” dijo Thompson en una declaración por email este jueves.

Mientras la noticia de la redada, que se llevó a cabo en siete plantas de procesamiento de alimentos en seis ciudades, se difundió el miércoles, las fotos de los niños cuyos padres fueron detenidos y que estaban retenidos en un albergué improvisado, circularon. Detrás de las escenas CPS trabajo rápidamente para llenar vacíos, sin saber sobre la política o incluso en número de niños que estuvieron sin alguien que les cuide. Algunos directores escolares le ordenaron a conductores de buses escolares, quiénes estaban dejando a los niños en sus casas después del primer día de escuela, que regresen a los niños a sus escuelas si parecía que sus padres no estaban en casa.

“CPS está muy sorprendido y preocupado,” dijo Lea Anne Brandon, directora de comunicaciones para los Servicios de Protección al Niño.

“No se nos informó de antemano y no se nos ha pedido algún contacto o solicitud por ayuda o notificación o el número de niños afectados por ICE,” Brandon agregó. “El gobierno federal en esta instancia no se ha comunicado con nosotros de ninguna manera.”

El miércoles los Servicios de Protección al Niño le notificó a as oficinas en los seis condados donde la gente fue detenida. También publicaron una solicitud de notificación en las redes sociales y televisión, pidiendo a cualquier persona que sabe de un niño afectado por las redadas que contacten a la agencia, saltando el proceso normal de revisión. Brandon dice que para el jueves en la mañana, ningún niño fue referido a los Servicios de Protección al Niño.

“Alistamos a cientos de camas — no solo en estos condados sino que condados en los alrededores también. Para que podamos cuidar a los niños, si nos necesitaban,” Brandon le dijo a Mississippi Today.

Haga clic aquí para leer este artículo en inglés.