Defensores de derechos de inmigrantes y líderes religiosos condenan las redadas, pero las autoridades dijeron que los padres de familia tuvieron suficiente tiempo para preparase

El fiscal de Estados Unidos Mike Hurst dijo que ICE no contactó a nadie a fuera de las autoridades policiacas antes de la redada “….a causa de la naturaleza de la ejecución de órdenes judiciales federales de registro.” Mientras tanto, los miembros de familia y amistades esperan y anhelan que se liberen a más personas.